EDICIONES ANTERIORES
+ AQUI
 
 
 
 
N° 6 mayo | junio 2011
 
 
 
 
suscripción
info@redgaleria.com
 
 
director
Santiago Bengolea
sbengolea@redgaleria.com
 
 
producción comercial
info@redgaleria.com
 
 
diseño web
estudiodeimagen.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
  David Daffunchio | VHS Vintage Club
 
Antonio Panno | Miradas   Javier Echegaray | James Blake
     
Ernesto Arellano | Papeles de la Memoria   Augusto Zanela | Sobre Souvenir de P. Gutnisky
     
Marcos Luczkow | El Picnic perfecto   Lucas  A. Beccar | Entrevista a Inés Katzenstein
     
María Martha Pichel | Renato Rita   Marula Di Como | Morada
     
Ezequiel Suranyi | Espacios Vacíos   Pompi Gutnisky | El taller de Joglar
     
Mariano Soto | Retrato de Jan Banning   Santiago Bengolea | RED-Zoom

 

 
 
 
 
 
ESTAR EN RESIDENCIA
Melina Berkenwald
 
 
 
 
 

Esta nota comparte varios fragmentos de un email que me envió el artista Belga, Kristof Van Gestel, resumiendo su experiencia durante la primera edición de la Residencia de Arte en Buenos Aires URRA, en Junio del año pasado.

Esperamos que genere más conocimiento sobre el tema, desde una mirada particular que debe tener coincidencias con lo que le ocurre a otros participantes en estos proyectos.

Junto con este texto, y de este modo, anunciamos el inicio de la segunda edición de la residencia, durante todo este mes de Mayo del 2011.

(English version below)

 

Hola Melina,

Me pediste que escribiera algo sobre URRA (…).

Como si escribiese una carta, que es exactamente lo que voy a hacer.

A lo que quiero llegar es a decirte que URRA parece ya lejana. Pasaron casi 4 meses desde que terminó la experiencia de estar en un mundo distinto al mío con mucha gente diferente, lejos de casa, lejos de mi trabajo: Estaba en Buenos Aires, Argentina, en tu programa de residencia junto con otros 18 artistas de diversas nacionalidades. Sin embargo, toda esta experiencia es también y de algún modo muy cercana. Desde Junio seguí trabajando en las obras que inicié en Buenos Aires (las “Esculturas de Bolsillo”, “Pocket Sculptures”), y que estoy exponiendo en una nueva fase en una muestra en Berchem, Bélgica, en este momento. Fue muy bonito alejarme de la rutina diaria durante ese mes. Fue lindo estar en una ciudad como Buenos Aires, y con gente local dispuesta a acompañarnos y a mostrarnos la ciudad. Compartir charlas, pasarla bien, bailar, y trabajar.

En Francés hay un dicho que dice: “à beau mentir qui vient de loin”: “Él que viene de lejos puede contarnos lo que él quiera”. Esta brecha que de hecho existe entre la verdad de nuestras vidas y las historias que creamos para hablar de la verdad me interesa muchísimo. Estar en Buenos Aires me permitió estar en esta brecha por un mes, y aún ahora, estando acá en mi casa con mis suvenires de Buenos Aires, puedo crear esas historias como quiero, mientras sigo reorganizando continuamente las 200 fotos que saqué. Así es como funciona nuestra memoria. De algún modo podemos barajar nuestros recuerdos. Con relación a esto, me encantó enterarme de que probablemente Argentina es -luego de Francia- el país del mundo en el que más personas visitan psicoanalistas! Y es cierto: después de un tiempo percibí que la mayoría de la gente que conocí estando allá parecen ser psico-analistas. En terapia eso es exactamente lo que hacemos: hacemos la historia de nuestra vida. En cierto modo esta historia está basada en la verdad, pero en cierto modo también es como escribir un guión: nos focalizamos y elaboramos los temas que en aquel momento son de más interés para nosotros, y, en relación al punto de vista que tomamos, otras historias se aparecen.

A mí como artista me gusta trabajar con la escultura, no solo por su aspecto formal sino también en relación a su significado implícito y a la proyección repentina y personal que los receptores de la obra efectúan sobre las formas y los materiales con los cuales las obras están hechas. Yo intento trabajar con estas historias que todos inventamos para guiar nuestras vidas, junto con el simbolismo que trasladamos sobre las cosas que nos rodean. No hay algo así como una historia. He podido aprender mucho sobre eso estando en Buenos Aires.

Otra cosa que también fue linda sobre URRA: fuimos 19 artistas en total, 19 personas fabulosas, 19 artistas internacionales. Además hubo otras personas que conocí en diferentes ocasiones. La pasé muy bien al ir conociendo a todos: en Inglés, en Francés, y en otros idiomas que aún desconozco, una mezcla de todo, con muchos gestos y señales. Para mí todo el viaje estuvo lleno de cenas y de sociales: fue mezclarme con otra gente y estar en un grupo. En casa, estoy acostumbrado a estar solo mucho tiempo, en mi taller, en mi trabajo. Estaba leyendo algo de filosofía en el avión, (sobre Dewey). El autor del libro hablaba mucho acerca de cómo el individuo y el grupo se pertenecen. Una de las paradojas de la vida es que para poder ser verdaderamente tú mismo como individuo necesitas un grupo para que esto sea posible. Tuve la oportunidad de empezar a entender acerca de esto desde muy cerca en URRA. Qué es lo que eso significa: estar en un grupo? En relación a las historias que uno se lleva a casa luego de un viaje, estar en medio de toda gente nueva nos da la oportunidad de construir una nueva imagen de nosotros. En cierta medida realizamos una performance mientras estamos en un grupo, y una nueva audiencia nos da nuevas oportunidades ¿No es así? El trabajo que realicé en URRA comenzó a tener que ver y a tratar con estos temas. ¿Qué tipo de autonomía yo realmente necesito como individuo? Este grupo de 19 fue como un pequeño micro-cosmos en donde poder entender estas cosas.

Yo miraba alrededor mío en el taller y hablaba con los otros artistas. Fue muy lindo oír las diferentes creencias de “por qué traer arte al mundo” y de cómo llevarlo a cabo. Fui muy feliz de estar allí junto a un grupo de buenos artistas sudamericanos. Muchos de sus trabajos me parecieron tan honestos, tan relacionados a urgencias personales hacia el mundo. Me sentí muy conmovido por sus trabajos, y por el hecho de ver cómo el espíritu de la literatura, y las cosas que sabía o que esperaba de antemano, y las ideas presupuestas que tenía acerca del viaje a Sudamérica, fueron tanto afirmadas como contrariadas en el mismo momento. En la vida real las cosas siempre terminan siendo diferentes de cómo las había pensado de antemano. Por suerte es así! También fui feliz de tener cerca a los artistas Europeos, porque juntos nos pudimos relacionar unos con otros y compartir distintos puntos de vista sobre el mundo de nuestra vida diaria y de la experiencia en Buenos Aires. (…)

Estoy muy contento del tiempo que pasé con URRA . Estoy contento de estar de vuelta en mi casa, en donde sé mas o menos cómo se mueven las cosas, pero un mes en Buenos Aires me dio un poco de oxígeno. Hace bien ir a un sitio en el que no has estado para luego regresar a casa y a un lugar que creías conocer. En Diciembre viajo a Tilburg, en Holanda, por el lapso de tres meses.

 

Muchas gracias por invitarme, y espero sigan manteniendo el buen trabajo.

Cariños,

Kristof. Septiembre 2010, Gent, Bélgica.

Kristof Van Gestel es uno de los participantes de la primera edición de la Residencia de Arte en Buenos Aires URRA, en Junio de 2010.

 
 
 
 
 
Kristof Van Gestel trabajando en los talleres durante la residencia, Buenos Aires junio 2010.
 
 
 
Mesa de trabajo de Kristof Van Gestel durante la residencia, Buenos Aires junio 2010.
 
 
 
Kristof Van Gestel y su obra “Esculturas de bolsillo” en el montaje del Estudio Abierto de la residencia, Buenos Aires junio 2010.
 
 
 
Exhibición de la obra “Esculturas de bolsillo”, expuesta en Berchem Bélgica septiembre 2010.
 
 
 
Exhibición de la obra “Esculturas de bolsillo”, expuesta en Berchem Bélgica septiembre 2010.
 
 
 
Reunión de grupo en los talleres en la residencia, Buenos Aires junio 2010.
 
 
 
Los participantes en el Estudio Abierto en la obra de Pablo Guiot de Tucumán, Buenos Aires junio 2010.
 
 
 
 
 

Being in Residency

This article shares several fragments of an email that sent me the Flemish artist Kristof Van Gestel, summarizing his experience as a participant of the first edition of the Art Residency in Buenos Aires URRA in June 2010.

We hope to shed more light into this matter, through a particular and personal view that may have coincidences with other artists´ experiences in these projects.

Together with this text, and in this way, we announce the second edition of the residency that will take place during all this month of May 2011.

 

Hallo Melina,

You asked me to write something on URRA. (…)

As is writing a letter. That’s exactly what I am doing to you.

What I am trying to get at is that URRA seems far away. It has been almost 4 months now that I was in a completely different world with different people, away form work, away from home: I was in Buenos Aires, Argentina, in your residency program with 18 other artists of different nationalities. Yet this whole experience is close in a way too. Since June, I kept on working on the works I started in Buenos Aires (The Pocket Sculptures) and I am showing a next step in an exhibition in Berchem, Belgium at this moment. It was nice to be away from daily routine for the period of a month. It was nice to be in a fine city like BA, with local people around to show us the way. Talking, having fun, dancing and working.

In French there is a saying: ‘a mentir beau qui vient de loin’. He who comes from far away, can tell whatever he wants. This gap that indeed exists between the truth of our lives and the stories that we tell about the truth, is something that interests me a lot. Being in Buenos Aires allowed me being in such a gap for a month, and even now, being back home with my souvenirs of Buenos Aires, I can make up the stories as I wish, I keep on rearranging all the 200 photos that I took. That is how memory works, in a way we can ‘shuffle’ our memories. In that regard I loved finding out about Argentina that it is probably –after France- the country with the most people visiting psycho-analysts in the world! And it is true: after a while all the people that I met, seemed to be Psyco-analista. In therapy, this is exactly what we do: making the story of our life. In a way such a story is based on the truth, but in a way it is also like writing a script: we focus and elaborate on the themes that –in that moment- interest us most. Regarding from the point of view we take, other stories come up.

For me as an artist, I like to work with sculpture, not only with the formal aspect of it, but also with the implicit meanings and the sudden personal projections that beholders make on the forms or materials that things are made of. I try to work with the stories that we all make up to lead our lives, with the meanings that we transpose onto the things surrounding us. There isn’t such a thing as one history. I have been able to learn a lot about that while in Buenos Aires.

What was also nice about URRA: we were 19 in total, 19 great people, 19 international artists. And some occasional other people that I met. I had a nice time getting to know everybody: in English, in French or in a not yet known language, a mixture of everything, with lots of nodding and pointing. For me the whole trip became very much about eating and socializing: about mixing up with other people and being in a group. At home, I am used to being on my own a lot, in my studio, in my job. I was reading some philosophy on the airplane (about Dewey). The author of the book was talking a lot about how the individual and the group belong together. One of the paradoxes of life is: to be truly yourself as an individual, you need a group to be able to do so. I had the opportunity to start to find out about that in reality in URRA. What does that mean: being in a group? As for the stories we take home after a trip, being amongst all new people, gives us the opportunity to build a new image of ourselves. To a certain extent we perform while being in a group. A new audience gives new opportunities. Or not? The work that I made started dealing with these issues. What kind of autonomy do I truly need as an individual, as an artist? This group of 19 was a sort of micro-cosmos to find out about things.

I was looking around in the studio and talking to the other artists. It was nice to hear the different believes of everybody ‘why to bring art in the world’ and how to do it. I was so happy to have a whole bunch of smart South American artists there. Lots of their works seemed so honest to me, so much out of personal urges towards the world. I was very much charmed by their work and by the fact how the spirit of literature, things that I knew or expected on beforehand, the presupposed ideas that I had about going to South America were both affirmed and countered in the same moment. In real life, things always end up being different to what I had thought them to be beforehand. Luckily so! I was also happy to have the European artists there because together we could relate to each other and our different views on the world from daily life as we experienced it in BA. (…)

I am very happy about the time that I spend with URRA. I am happy to be back home, were I know more or less how things are running, but a month in BA gave me some oxygen. It is nice to go away to a place that you haven’t been and to then come back home to a place that you thought you knew. In December I go to Tilburg, The Netherlands for a period of 3 months.

Thank you for inviting me, keep up the good work.

Greetings,

Kristof September 2010, Gent, Belgium.

Kristof Van Gestel is one of the participant artists of the first edition of the Art Residency in Buenos Aires URRA, in June 2010.


 

 

.

 
 
 
 
 
Registro propiedad intelectual en trámite
Para la reproducción de cualquier material de la revista solicitar autorización previa a la dirección de Redgalería.
El material periodístico, fotográfico, así como el contenido de los anuncios publicitarios es de absoluta responsabilidad de sus autores.